Siete experiencias que los niños necesitan

¿Qué experiencias es más probable que hagan a los niños más fuertes? Los mejores campamentos no proporcionan una solución idéntica para las necesidades de los niños. Sin embargo, los mejores campamentos entienden que los factores que hacen fuertes a los niños se van acumulando. Una experiencia contribuye a otras, ampliando los recursos psicosociales de manera exponencial. En la práctica, esto significa que los campamentos pueden ofrecer a los niños cantidades saludables de algunas o todas de las siguientes siete experiencias:

¿Por qué no pueden las escuelas parecerse más a los campamentos?

Ayer mi hijo de ocho años volvió de la escuela apesadumbrado. Es su tercera semana en una escuela nueva y yo le había animado a que encontrara un par de amigos para invitarlos a nadar. Les había pedido el número de teléfono a dos niños y los niños le habían dicho que eran “hermanos adoptados” y habían escrito números de teléfono falsos antes de montarse en carros diferentes para regresar a su casa. Sentí mucha pena por mi hijo.

¿Por qué son especiales los amigos de los campamentos?

Lo observo en todos los eventos importantes de la vida: bodas, graduaciones, bautizos, bar mitzvás, en cualquier momento en que familiares y amigos se reúnen a celebrar un evento significativo: esa enorme sonrisa y abrazo cuando un viejo amigo de campamento se encuentra con otro. La conexión inmediata y ese sentimiento de absoluta familiaridad se apoderan del momento, trascienden el tiempo, las limitaciones geográficas y el ritmo apremiante de nuestra vida.

Por qué escribo sobre los campamentos

 “¿No crees que eres un poco mayorcita ya para asistir a los ‘campamentos cristianos’?”

Lo que los niños necesitan para tener éxito

Paul Tough, autor de How Children Succeed: Grit, Curiosity, and the Hidden Power of Character (La manera en la que los niños triunfan: Determinación, curiosidad y el poder oculto del carácter), escribe para la revista New York Times Magazine y ha aparecido en la televisión y estaciones de radio como PBS, MSNBC y NPR, y en la revista TIME y los periódicos USA Today The New York Times.

¿Está preocupado con la idea de mandar a su hijo a la universidad? Los campamentos le pueden ayudar

Ha llegado el momento. Se están acercando a la residencia de estudiantes universitarios que va a ser el hogar de su hijo durante los próximos cuatro años. Las clases han sido seleccionadas, se ha elegido un compañero de habitación al azar y este es el momento de la verdad. Un millón de preguntas se acumulan en su cabeza: ¿Harán amistades? ¿Se aplicarán y trabajarán duro? ¿Adónde irán cuando acaben sus estudios? Como padre es muy fácil preocuparse, ¿no?

Preparados, listos, ya: Cómo los campamentos preparan a los niños para el éxito

A continuación se presenta un fragmento del artículo original de Wallace aparecido en el número de noviembre/diciembre de 2013 de la revista Camping.

El campamento: el antiguo barrio para una nueva generación

Uso el término “antiguo barrio” para describir las comunidades en las que vivían las personas que eran niños hace veinte años (o más). El antiguo barrio era un lugar en el que los niños podían jugar desde el momento en que acababan sus tareas hasta que les llamaban para cenar. Era una comunidad en la que los niños no se relacionaban con personas adultas, jugaban en grupos de varias edades y se inventaban las reglas de los juegos que jugaban. En resumen, tenían control sobre cómo pasaban la tarde.

Juego, el aprendizaje serio

Me llamo Peg Smith y soy madre de dos chicos ya crecidos, profesional experta en la niñez temprana y directora ejecutiva de American Camp Association. Me gustaría compartir un par de observaciones con ustedes.

Como madre, siento como si ya no tuviera permiso para permitir a mis hijos jugar.

Pages